spot_img
spot_img

La Escuela de Hosteleria se trasladará al Campus de l’Alimentació

07/05/2015 – Grameimpuls sostiene que la ciudad será pronto un referente internacional.

Sonaría a ocurrencia, sino fuera porque la Escola d’Hostaleria tiene una trayectoria de 24 años, desde que en 1991 Grameimpuls apostó por ella para fomentar el empleo. Su actual presidente, Carles Combarros, sostiene que el centro se trasladará a Torriberra. “Santa Coloma -dice- se convertirá en un referente de la gastronomía en España y, poco después, en el ámbito internacional”.

Resonaría a palabras huecas, claro, de no ser por los éxitos cosechados. Lo que era un proyecto que pretendía formar y orientar a los parados del sector, se ha convertido en un centro de ideas, un polo de atracción para cocineros, sommeliers y camareros. “No se ha olvidado a los desempleados –afirma Combarros–, pero también se ha abierto a los profesionales de la ciudad que encuentran en este espacio un lugar de intercambio y aprendizaje”.

La escuela está abierta también a la ciudadanía. Los adultos pueden apuntarse a los curos de Passió per la Cuina y los niños y niñas, al Casal d’Estiu.
En estos años, la escuela colomense se ha abierto al resto de comarcas de Barcelona. Hoy tiene alumnos de Santa Coloma, pero también de Barcelona o de l’Hospitalet, de Mataró o Badalona. La escuela ha incorporado la sabiduría de los chef colomenses y se ha vinculado a otro proyecto en auge, el Campus d’Alimentació de Torribera.

Alumna japonesa
Sus cursos de cocina son populares en el sector, así como el curso de formación de sommeliers, que es el más completo de Catalunya. La escuela se enorgullece de tener alumnos de distintos puntos de España e, incluso, una alumna de Japón.

Para reforzar el plan, la empresa municipal ha apostado por recuperar la antigua viña d’en Sabater, colindante con el Campus de Torribera. El objetivo es elaborar un vino institucional, que no comercial, que sirva de experimentación y aprendizaje para los alumnos.

En un plazo breve, se espera trasladar la escuela de hostelería al complejo de Torribera, que depende de la Universidad de Barcelona. El plan pasa por remodelar el edificio Canigó para albergar a los alumnos. De este modo, se concentrarían en un mismo espacio todas las enseñanzas de gastronomía.

Casi 1.300 alumnos en cuatro años
Los cocineros colomenses hablan con pasión de su oficio y puede que exageren un poco. Pero los datos les avalan. Casi 1.300 alumnos se han formado como cicineros o camareros en la Escola de Restauració entre 2011 y 2015. Uno de los chef es el propio David Ochoa, que innova todos los días en El Cinc.

Además, la escuela ha efectuado 21 cursos para aficionados, en los que han participado 217 personas. También ha llevado a cabo 7 cursos digitales para profesionales de la restauración colomense. Por su labor en el fomento del empleo, la Escola ganó en el 2013 un concurso público del Servei Català de Ocupació.

Un año antes se había creado el Consell Assessor, que ha aportado nuevas especialidades y técnicas demandadas por los cocineros. Una de las innovaciones ha sido la cocina al vacío (cocción al baño María) y la formación de someliers.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,747FansAgradda
1,364SeguidorsSeguir
3,315SeguidorsSeguir
17SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM