spot_img
spot_img

Comienza la rehabilitación de 360 viviendas del Fondo

09/02/2016 – El ayuntamiento adelanta 1,6 millones a los vecinos de la zona de Pirineus.

La parte alta del Fondo y de Santa Rosa se ha ido degradando con los años. La mayoría de las casas de autoconstrucción y los edificios de la fiebre urbanística de los 60, de dudosa calidad, sufren 50 años después un claro envejecimiento e importantes patologías. Para revertir la situación, el ayuntamiento ha puesto sobre la mesa 1,6 millones de euros: 265 millones de pesetas. En dos años, se quieren rehabilitar de 360 viviendas que no cumplen los requisitos mínimos de habitabilidad. La urgencia de la actuación salta a la vista. La calle y el pasaje Pirineus -epicentro del plan- están formadas por edificios de fachadas sucias y descascarilladas, porterías ennegrecidas y vecinos perjudicados por la crisis y la difícil convivencia. La mayoría son personas jubiladas o jóvenes llegados de Marruecos, Paquistán o China.

María y su marido, Juan, que residen en una finca cercana a Doctor Pagès, aún no se lo creen. “Dicen que en unos días empiezan las obras, pero nosotros aún no nos lo creemos. Llevamos muchos años dejados de la mano de Dios”, dice María, mientras Juan lucha pasa superar la cuesta a causa de una reciente operación.

“Muchos se han marchado”
Juan explica que muchos de sus vecinos han optado por alquilar sus casas y marcharse. Apesadumbrado afirma que ninguno de sus cinco hijos vive ya en el barrio. María puntualiza que tampoco le hacía ninguna gracia irse. “Vine de Andalucía con 5 años y esta es mi casa. Lo que pedimos es que se preocupen de nosotros y que la policía venga cuando hay problemas entre vecinos, porque hay gente chunga”.
El marido quiere dejar claro que no es cuestión de racismo. “Nosotros tenemos arriba unos vecinos de Marruecos que son maravillosos y debajo unos rumanos que nos hacen la vida imposible. El problema es de educación y respeto”.

El ayuntamiento admite la delicada situación. “Un peso tan alto de pisos de alquiler de renta baja genera un importante flujo de personas itinerantes de muy diversa procedencia, produciéndose roces en la convivencia que afectan a la solidez del tejido social”, se admite en el informe municipal que apuesta por la actuación urbanística.

Mejoras
El estudio concluye que el parque de viviendas de barrios de la Serra d’en Mena, no cumple con las mínimas exigencias de habitabilidad. El parque de viviendas tiene entre 45 y 64 años y un 50% no están habitadas por los propietarios. El 30% son propiedad de bancos y el resto acogen inquilinos de bajo poder adquisitivo y generan un gran flujo de itinerancia.

El informe coincide con las opiniones a pie de calle. Las comunidades de propietarios no pueden afrontar una rehabilitación, ya que en su mayoría están desestructuradas, y están integradas por personas mayores o jóvenes empobrecidos por la crisis y el paro. De ahí, que el ayuntamiento haya puesto en marcha el programa piloto de Pirineus, entre las calles Bruc y Olot, una actuación que incidirá en 360 viviendas y 26 locales de 32 edificios. Se rehabilitarán fachadas, cubiertas, patios interiores y se instalarán ascensores. No se trata de un mero lavado de cara, según los técnicos, puesto que se añadirá, por ejemplo, aislante térmico para conseguir casas calientes y mitigar la pobreza energética.

Cambio drástico
El aspecto de los edificios cambiará por completo. Se pintarán las cornisas con franjas horizontales en contraste con el colorido de la fachada, se restituirán barandas, se abrirán los balcones y se desmontarán galerías. Se eliminarán los toldos exteriores, que serán sustituidos por cortinas. Asimismo, se eliminarán las antenas de televisión o conductos de aire acondicionado. El cableado eléctrico transcurrirá por un conducto moderno. Las antenas deberán ser reubicadas lejos de las aceras. En las plantas bajas, las puertas se restituirán por otras y los rótulos de las tiendas se colocarán en el hueco de la fachada y tendrán iluminación.

Se lo contamos a María y a Juan. Al hombre le saltan las lágrimas. “Dios les escuche”, concluye María. Y el matrimonio se pierde lentamente escaleras arriba.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,747FansAgradda
1,364SeguidorsSeguir
3,315SeguidorsSeguir
17SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM