spot_img
spot_img

Caudete y Santa Coloma cierran el círculo de Amorós

20/11/2016 – Los actos del 50 aniversario del atletismo en la ciudad quedan cerrados con la celebración de un cros especial, marcado por la visita a Santa Coloma de una delegación del Club Atletismo Caudete.

La 45ª edición del Cros Amorós quedará grabada por siempre en la memoria de todo el atletismo colomense. Desde la construcción de las nuevas pistas, la clásica prueba de recuerdo hacia la eterna labor realizada por ‘El Galgo de Caudete’ en la ciudad se había revalorizado.

En los últimos años, el graderío de la instalación rebosaba gentío y pasión por el deporte, mientras que la cifra de participantes también había aumentado. Esta temporada, el Cros Amorós suponía el cierre de los actos de celebración del 50 aniversario del atletismo colomense y era necesario organizar un ‘fin de fiesta’ a la altura del acontecimiento.

Durante la celebración del Cros, las espectaculares pistas de Santa Coloma dieron la bienvenida a auténticos mitos de la disciplina. Maria Teresa Castellví, Encarna Escudero o el mismo Joan Antoni Balsera, entre otros muchos, no se querrían perder el espectáculo.

Aún así, lo más emotivo de la edición sería la especial visita realizada por una comitiva de más de 30 miembros del Club de Atletismo Caudete ‘Antonio Amorós’. Invitados por la UCA, los atletas y sus familiares podrían gozar de un fin de semana de hermanamiento en la ciudad.

La UCA abre sus puertas

Con la misión de facilitar la llegada a Santa Coloma de todos los representantes del Club de Atletismo Caudete, la coordinación técnica de la UCA activó un plan en colaboración con el Ayuntamiento para intentar alojar al máximo número de niños posible en viviendas ‘amigas’ de la entidad.

“Al club le llegó la propuesta de poder cerrar los cincuenta años de atletismo en la ciudad recibiendo a atletas de Caudete. Nos pusimos en contacto con las familias de nuestra escuela de atletismo y se decidió que serían ellas las que los acogerían en sus casas”, apuntaba Dani Barrero, coordinador técnico de la Unió Colomenca d’Atletisme.

Aparte de los desplazados alojados en el hotel Ibis, un total de 13 corredores de Caudete serían recibidos en Santa Coloma por familias de la UCA, mientras que el Consistorio se hico cargo del desplazamiento en autobús. Una vez celebrado el Cros y hecho el pertinente balance, el resultado no habría podido ser mejor.

“Creemos que se trata de una iniciativa muy bonita. Nos gustaría que tuviera recorrido para poder ir nosotros a Caudete la próxima vez. Queremos conocer los orígenes de Antonio Amorós. Cuando compartes una misma pasión, los quilómetros que separan a las personas no existen”, celebrava Barrero.

Se cierra el círculo

Sin duda, una de las personas que vivió con más emoción su viaje a Santa Coloma fue Juan Antonio Gil, presidente del Club de Atletismo Caudete ‘Antonio Amorós’. El veterano corredor manchego volvía acompañado de su hijo Roberto a la ciudad que le vio ganar el Cros Amorós cuando era un niño y siendo ahora el máximo responsable de su club.

“La verdad es que ha sido una experiencia increíble. Desde Santa Coloma se pusieron en contacto con el club y nos ofrecieron todos los medios posibles para venir”, reconocía nuestro protagonista.

“Casi treinta años atrás yo vine a Santa Coloma a correr el cros Amorós. Lo gané siendo un alevín. Recuerdo que en aquella época se corría en el parque, porque las pistas no existían”, añadía Gil.

Para Juan Antonio, poder ver a Roberto, su hijo, ganar el Cros Amorós 2016 supondría un enorme regalo. “Me ha emocionado. Incluso se me ha escapado alguna lágrima. Ahora él es benjamín de segundo año. Ha sido muy especial”, contaba mientras dibujaba una sonrisa.

Antonio Amorós fue “el primer entrenador” que tuvo Gil y “gracias a él” el atletismo se hizo popular en Caudete. El atleta manchego entiende “perfectamente” el cariño que se le guarda en Santa Coloma a Amorós, ya que “aparte de ser una figura mundial era un diez a nivel humano”.

Invitación lanzada

Charlando con ellos en las gradas de las pistas, todos los miembros del Club de Atletismo Caudete llegaban a una misma conclusión: Santa Coloma cuenta con unas instalaciones fabulosas para la práctica del deporte.

“Estas pistas son un lujo. Nosotros aún seguimos con unas pistas de ceniza. Lo hemos comentado con la gente de la UCA. Me parece un poco triste que se haya tenido que llegar hasta el extremo de encadenarse para poder hacer deporte en condiciones. De 100 niños han pasado a 400. Una buena instalación atrae y es una gran inversión en salud”, argumentaba Juan Antonio Gil.

El presidente del Club de Atletismo Caudete espera encontrar la vía para poder invitar a miembros de la UCA y del atletismo colomense al cros popular que cada verano organiza su club. “Ellos han puesto el listón muy alto. Tenemos que intentar estar a la altura”, declaraba.

Antes de regresar para la Mancha, Gil quiso dar valor al gran éxito que ha supuesto el encuentro entre dos clubes que comparten nexo de unión: “Antonio hace años que nos dejó, pero su figura sigue haciendo que personas de distintos lugares se junten. Gracias a él hemos podido conocer a gente maravillosa que nos han abierto las puertas de su casa”. Ahora sólo queda algo por dedir: nos vemos en Caudete.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,747FansAgradda
1,364SeguidorsSeguir
3,315SeguidorsSeguir
17SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM