Registrat al Diari de Badalona

La Tagliatella, sabores italianos en Santa Coloma

Rodi Carrasco 07-05-2014

Susana y su marido, Ferràn, son sin duda lo que llamamos un par de “busca vidas”. Hace siete años y medio que se decidieron a dar el paso y abrir La Tagliatella en Santa Coloma. Ellos viven en un pueblo de Lleida, aunque su conexión con la ciudad es innegable, la madre de Susana es vecina colomense.
La idea de abrir el restaurante viene debido a que ella trabajaba en las oficinas centrales de la Tagliatella en Lleida en el departamento de compras. Ella siempre quiso tener un negocio propio, en su familia siempre habían tenido negocios, básicamente textil, aunque alguna vez tuvieron algo de restauración. Un día se lo planteó seriamente, lo habló con su padre y decidió junto a su marido abrir el único Tagliatella de la ciudad. El ambiente es muy tranquilo y, a pesar de ser una cadena de franquicias, es familiar, el personal es cercano y muy amable y eso hace que los comensales se sientan en su casa. “Valoro muchísimo el ambiente de trabajo y aquí tenemos un muy buen equipo. La mayoría del personal trabaja conmigo hace más de cinco años. La cocinera está con nosotros desde el día de la inauguración y eso significa que hacemos bien las cosas”. Es una mujer que es pura energía, reparte su tiempo entre Lleida, que es donde vive, Santa Coloma e Ibiza. Aquí, en esta última ciudad, abrió otro Tagliatella hace ya tres años, “Ese lo llevamos entre mi hermana, yo y mi padre que vive allí. En la semana estamos en Lleida, allí él se dedica a labores de campo y los niños tienen el colegio, es una vida tranquila y muy sana. Y luego los fines de semana nos repartimos entre este local y el de Ibiza”. Nos enseña orgullosa su “casa” y nos comenta, “Tenemos una carta muy extensa, pero a la vez sencilla y de gran calidad. Tenemos 370 platos, es decir, que si alguien quiere venir cada día puede durante más de un año comer cada día algo diferente” Calidad de primera, atención magnifica y precios muy razonables, dan forma a lo que puede ser un momento inolvidable en el Carrer Vistalegre 4.

Afegeix el teu comentari

Gaudí reneix al Museu de les Aigües