Registrat al Diari de Badalona

La policía de Santa Coloma sanciona por primera vez a un cliente de la prostitución

Jordi Corachán - 14/03/2017

Por primera vez, la Policía Local de Santa Coloma ha denunciado a un cliente de una prostituta. Ocurrió días después de que este diario publicara en febrero un informe sobre la prostitución en Santa Coloma. El trabajo periodístico develaba la existencia de al menos 10 prostíbulos, en los que ejercen 40 mujeres de distintas nacionalidades, y la oferta de sexto en las inmediaciones de la plaza del Rellotge por otras diez mujeres.

Más presencia policial

Nada más publicarse el reportaje, los vecinos y comerciantes notaron una mayor presencia de coches patrulla y motoristas de la Policía Municipal en el barrio del Fondo, sobre todo a la salida de los colegios. Este extremo era una de las cuestiones que molestaba a algunos residentes por tratarse de un pésimo ejemplo educativo para chicos y chicas. Los jóvenes podían presenciar en directo y en plena calle la oferta de sexo a cambio de dinero y la degradación de estas mujeres, en su mayoría chinas.

Identificadas seis mujeres

Varios agentes del grupo de información -de paisano- sorprendieron a un vecino de la barriada pactando el precio con una de esas mujeres. Multaron al hombre en virtud del artículo 4/2015 de la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley Morzada), que faculta a los policías a intervenir cuando detecten un trato degradante o discriminatorio.

La misma Ley les fue aplicada a las seis prostitutas que fueron trasladadas a la comisaria de la Policía Nacional de Sant Adrià para su identificación. Al menos una prostituta fue denunciada además por desobediencia; al parecer, por resistirse a marcharse del lugar dónde ofrecía sexo a los transeúntes.

“Vivir debajo de un prostíbulo es un infierno”

Vecinos y comerciantes del Fondo han expresado su satisfacción a este diario por haber tratado la problemática de la prostitución en el barrio. “Toda Santa Coloma ya sabe lo que hay aquí. Ahora hace falta que los políticos den una solución, que regulen la prostitución o la prohíban, pero que hagan alguna cosa”, sostiene Montse, que tiene un comercio en Mossèn Jacint Verdaguer. Un profesor del Virgen de las Nieves asegura que ha aumentado la presencia policial de coches patrulla y dos motoristas: “Molestan a las chicas que hacen la calle y tienen que moverse, por lo que ya no se hacen tan visibles para los adolescentes y demás vecinos”. Para el enseñante “es un parche”, ya que aborda el problema de la prostitución desde el punto de vista del orden público, de presionar a las pobres chicas y dejar en paz a clientes y macarras.

Una familia que vive en el 1º 2ª, de uno de los primeros números de la calle del Rellotge reclama una solución rápida. Encima tienen un prostíbulo con tres chicas que trabajan las 24 horas. “Es un sin vivir, vienen hombres de día y noche. A veces se confunden de timbre y te despiertan de madrugada y ya no puedes dormir porque escuchas el trajín que se llevan arriba”, sostiene Fernando, que admite hacer tenido alguna discusión subida de tono.

Otra vecina, que vive en los bajos, afirma que hace meses recibieron la visita de un mediador social. “¿Sabe qué solución nos dio? Qué marcáramos el timbre del 2º 2ª con tinta permanente de color rojo. Pero no funcionó y ya se ha borrado de tanto uso”. La mujer sostiene que el hombre que se confunde suele pedir perdón y dice que va a casa de las putas, pero que en alguna ocasión su hija ha tenido problemas con clientes que la han confundido con una de las prostitutas”.

Los problemas

No es solo un problema de orden público, pero también. Carol, esposa de Fernando, sostiene que la madame, de armas tomar, la amenazó con llevarla a los tribunales si les volvía a decir a los municipales que su casa era un prostíbulo. “Yo no tengo nada contra esas chicas, pero una familia no puede vivir debajo de un prostíbulo. Viene gente buena y gente mala, y nosotros tenemos que aguantarlo todo. El taconeo de las chicas y las voces de los que vienen bebidos ¿Es normal que haya un prostíbulo en un edificio de vecinos?”.

Afegeix el teu comentari

Gaudí reneix al Museu de les Aigües