Registrat al Diari de Badalona

La efectividad y Asier deciden en el Olímpic a favor de Osasuna (0-5)

Manel Expósito - 30/09/2019
Foto: Industrias
Excesiva derrota de Industrias Santa Coloma en Badalona

Osasuna Magna sumó ante Indutrias Santa Coloma su primera victoria a domicilio gracias a una segunda parte estelar y a un heroico Asier Llamas bajo los palos que evitó que el conjunto colomense se metiera en el partido.

El encuentro en Badalona se inició con los locales dominadores en los compases iniciales. El cuadro catalán confeccionó las primeras ocasiones del partido así como también el primer susto en el cuerpo del conjunto de Imanol Arregui en el minuto 1 de encuentro, cuando Sepe perdonó el 1-0 delante de Asier, con un disparo que salió rozando la madera.

A pesar de llamar la atención a la retaguardia navarra, el conjunto de Óscar Redondo mantuvo su hegemonía con el balón en la pista y también las aproximaciones peligrosas hasta el balcón del área. Hasta que Osasuna Magna se activó una vez superados los primeros minutos de juego y tuvo la ocasión más clara. Una jugada combinativa entre Eric Martel y Bynho la despejó Sepe cuando ya se celebraba el tanto en el banquillo.

A raíz de esta acción, el conjunto pamplonés cogió el testigo a los colomenses en ataque y empezaron a transitar con mayor peligro en campo rival aunque sin acabar de traducirse en ocasiones de gol. Con Industrias Santa Coloma completamente bloqueado y sin la frescura con la que salió al parqué del Olímpic, el conjunto de Arregui tampoco acabó de poner en demasiados apuros a Miquel Feixas bajo los palos.
El bloqueo mental del conjunto de Redondo se mantuvo hasta prácticamente el bocinazo que decretaba el término de la primera parte. Una baza que pudo haber jugado a favor de Osasuna Magna, pero que ni mucho menos fue así. Primero Bynho completamente solo ante Feixas perdonó el 0-1 con un tiro a bocajarro demasiado desviado. Unos segundo después, fue Martel quen volvió a predicar la benevolencia, con un intento de vaselina que evitó con Feixas con la yema de los dedos. Dos claras ocasiones que desquiciaron al conjunto pamplonés, con equipación completamente verde en su visita a Badalona.

En los últimos cinco minutos finales del primer ecuador, el encuentro entró en una nueva dimensión en cuanto a intensidad, disputas y físico. Un pulso de querer ser dominantes y no dominados. Y por centímetro no lo logró Osasuna Magna cuando un disparo de Rafa Usín lo escupió la madera a 5 minutos del primer ecuador de partido, con respuesta del local Verdejo en una acción idéntica en la portería defendida por Asier Llamas. Y como si de un partido que se decide con una moneda al aire se tratara, el cuadro navarro fue quien se llevó el pulso del primer tiempo tras complear una sensacional acción en trasición conducida por Bynho y que culminó Araça a placer, a falta de 46 segundos del término del primer tiempo.

Con un guión idéntico al inicial se reanudó la marcha en el segundo tiempo. Vidal fue el primero en avisar con un disparo que buscaba la cruceta derecha de los colomenses. Pero a diferencia del acto inicial, esta vez se enhufó antes Osasuna Magna y por mediación de Saldise se desaprovecharon dos ocasiones clarísimas para aumentar la diferencia. Pero al tercer intento, ya no se perdonó. Y en lo que parecía un disparo tímido y sin dificultades para Feixas por parte de Bynho, se convirtió en un 0-2 que ponía tierra de por medio en el marcador.
La renta de dos goles a favor de Osasuna Magna no relajó, ni por asomo, al cuadro de Imano Arregui sino todo lo contrario, se siguió buscando cuello carne morder en una presa muy herida y desaparecida por completo en el segundo tiempo.

A falta de 12 minutos para la conclusión, el conjunto pamplonés cometió la quinta falta y se encontraba a tan solo una vida extra para evitar un diez metros que le pusiera en apuros y complicase la victoria. Esta acción despertó al equipo de Santa Coloma en un visto y no visto. Asier evitó el 1-2en un disparo de Sepe a quemarropa y posteriormente hizo lo propio en la pena máxima ante Pablo Vidal. Una bateria de oportunidades para los pupilos de Redondo que una y otra vez se topaban con un inspirado guardameta navarro.

Con Industrias completamente desesperado en ataque, en el minuto 32 le llegó la estacada final, Obra de Usín. El internacional español fusiló a Feixas sin piedad y certificó en su plenitud la primera victoria a domicilio de Osasuna Magna.

Afegeix el teu comentari

Gaudí reneix al Museu de les Aigües