Registrat al Diari de Badalona

Javi Rodríguez: “Pido a mis jugadores que sean unos caraduras con el balón en los pies”

Bernat López
Javi Rodríguez habla claro / B.López.
El técnico de la Unión y mito del FC Barcelona en su etapa como jugador analiza la brillante temporada del conjunto colomense en Segunda ‘B’ y reflexiona sobre el fútbol sala actual.

05/04/2017 – El técnico de la Unión y mito del FC Barcelona en su etapa como jugador analiza la brillante temporada del conjunto colomense en Segunda ‘B’ y reflexiona sobre el fútbol sala actual.

Pegado a las dos potencias del campeonato, Bisontes de Castellón (62) y CCR Castelldefels (61), y con muchas ganas de continuar dando guerra, el CFS La Unión (57) se ha convertido en la alternativa humilde de los favoritos al título. Los azules, entrenados por Javi Rodríguez, compensan con carácter y juego atrevido la desventaja de estructura que padecen frente a los dos primeros clasificados.

¿Qué opinión le merece la temporada que está haciendo la Unión?

Es cierto que el equipo está haciendo una gran temporada este año. Nos reforzamos con varios jugadores y creo que hemos mejorado en todas las facetas. Aún así, no podemos olvidar que nos sigue matando el hecho de no ser un club profesional. La Unión es una entidad amateur que, como mucho, aspira a ser campeona si sueña. En nuestra liga hay otros equipos que disponen de unas condiciones y estructuras más preparadas. Nosotros no podemos subir de categoría por cuestiones económicas.

¿De qué manera influye esto en el rendimiento del grupo?

Pues estos condicionantes, dependiendo de cómo vaya la temporada, pueden hacer que los jugadores se relajen. Al final, si ves que tienes opciones reales de estar en Plata siempre puedes dar un plus en todos los aspectos. Nosotros hemos intentado acostumbrarnos a nuestra realidad y ser lo más competitivos posibles.

¿Conociendo su carácter ganador, a Javi Rodríguez le afectan estas limitaciones?

Mira, si te soy sincero, el año pasado lo llevé bastante peor. Con el paso del tiempo entiendes que, si quieres entrenar, no siempre vas a disponer de todas las condiciones que deseas. Esta temporada he intentado ponerme en la situación de mis jugadores y entender lo sacrificado que es para ellos jugar a este nivel. Todos los chicos de la plantilla trabajan o están cursando sus estudios y nunca faltan a un entrenamiento. Es evidente que yo soy una persona que siempre quiere ganar y jugar bien, pero este año he intentado que todo el grupo se sienta partícipe de los resultados. Creo que en sólo un partido ha habido un jugador que se quede sin saltar a la pista.

¿Pasar por un primer equipo como el de la Unión le ha hecho aprender?

Sí. Sobretodo he aprendido a relajarme en un banquillo y a saber apreciar todo lo que me dan los jugadores en cada entrenamiento. Se matan para ofrecer lo que les pido y yo no puedo olvidarme de eso. Mi abuelo siempre decía que es de bien nacido ser agradecido. Por lo tanto, me siento en la obligación de transformar el esfuerzo de los chavales en minutos de juego en pista.

¿Qué se planteó a nivel deportivo para esta temporada?

Los objetivos estaban claros. Quedar entre los tres primeros para estar en la Copa del Rey y clasificar al equipo para la fase final de la Copa Cataluña. El billete para la Copa del Rey casi lo tenemos cerrado, porque Catgas ‘B’ no puede jugarla y ya estamos a 14 puntos del quinto. En Copa Cataluña mañana nos enfrentamos a Montcada para superar una fase más. Esperemos conseguirlo.

¿Cuál es la naturaleza del juego de la Unión?

Pues intento que se parezca un poco a mi estilo de jugador. Yo era un futbolista que priorizaba el uno contra uno, el regate y organizar de vez en cuando un correcalles en pista para volver loco al rival. Somos el equipo más goleador del campeonato y este año hemos dado un paso en defensa. Creo que tenemos la mejor portería de la categoría y nos hemos vuelto un poco más sólidos.

¿Cómo se les compite a dos rivales poderosos como Bisontes de Castellón y CCR Castelldefels?

Pues lo cierto es que estamos protagonizando una lucha muy bonita. Yo sinceramente no siento que la Unión sea inferior a ellos. De hecho, la única derrota de Bisontes llegó contra nosotros y en su campo empatamos a cuatro. CCR nos ha derrotado en la primera vuelta y en al segunda sólo por un gol y ayudados por la veteranía de algunos de sus futbolistas. A pesar de que ahora estamos un poco lejos de ellos, restan cinco jornadas y lucharemos por el campeonato hasta el final.

¿Hacia dónde tendría que orientarse el proyecto del primer equipo de la Unión?

Yo pienso que debería orientarse hacia la profesionalización. No hablo de dar dinero, sino de hacer las cosas más serias. Habría que buscar patrocinadores que apoyen a la entidad y que nos permitan trabajar más cómodamente. No sé lo que va a suceder ni si seguiré aquí la temporada que viene, pero ojalá las cosas vuelvan a salir bien.

¿Cómo visualiza su carrera de entrenador a medio plazo?

La verdad es que me he marcado los mismos pasos que decidí marcarme cuando empecé a ser futbolista. Tenía claro que había que empezar desde abajo. En mi primer año entrenando cogí al juvenil nacional de la Unión y esta es mi segunda temporada con el primer equipo. Hay que ir poco a poco, curtiéndote en el banquillo y cogiendo experiencia. Si te tiene que llegar la oportunidad, llegará, pero lo que tengo claro es que el nombre que me gané como jugador no tiene que ser lo único que valga. Me tengo que ganar las cosas entrenando y no quiero que nadie me regale nada por el hecho de ser Javi Rodríguez. Sería un error.

¿Cómo ve la Liga Nacional de Fútbol Sala?

Si te soy sincero, creo que va a estar competida por Barça, Movistar y Pozo. En mi opinión es una pena que hablemos de la mejor liga del mundo cuando es mentira. La mejor liga del mundo era la española cuando estaban aquí los mejores brasileños. Entonces cualquier equipo podía ganar a otro, pero ahora todo está mucho más desnivelado. Hay tres grandes que se lo juegan todo, dos equipos que tocan las narices y el resto busca salvarse. Creo que eso deberíamos cambiarlo.

¿Es difícil cambiar el chip de jugador a técnico?

Hombre, yo he tenido la suerte de ser una persona exitosa dentro del fútbol sala y que mis jugadores me respeten por ello. Mi carrera como futbolista me ha facilitado las cosas a la hora de que los chicos crean en mi, pero está claro que los roles no tienen nada que ver. Cuando juegas, terminas el partido y te marchas para casa. Ahora tengo que ocuparme de muchas cosas que antes odiaba, como analizar rivales y la estrategia, porque es lo que mis jugadores necesitan para tener información útil y ganar partidos. Lo que antes no me gustaba, ahora me encanta.

¿Da mucha información a los futbolistas o prefiere concederles libertad para que exploten sus virtudes?

De media pista para arriba, libertad total. Yo quiero jugadores que arriesguen, que se la jueguen y que sean unos caraduras con el balón en los pies. Cuando los aficionados más disfrutan del fútbol sala es cuando ven a los jugadores ser ellos mismos en pista. No me sirve que todos los futbolistas estén sólo para tocar y tocar. En ocasiones nos la tenemos que jugar y eso es lo que da espectáculo, buenos partidos y triunfos.

¿El fútbol sala ya no es el mismo?

Pues seguramente no. Ahora en Primera pones a un buen atleta a correr sin parar dentro de una pista y seguramente te causará más problemas que muchos otros. ¿Por qué sucede esto? Pues porque estamos dejando atrás la esencia del fútbol sala: el regate, el uno contra uno y el juego con pívot. Ahora es todo: toco, parto, dámela por arriba y a correr. Entre todos no estamos haciendo un buen fútbol sala. Queremos a futbolistas físicamente muy preparados para aguantar esfuerzos.

¿Y el espectador esto lo percibe?

Supongo. Yo mismo me pongo un partido en televisión y me hecho las manos a la cabeza cuando veo a alguien hacer un dribling en banda. Digo, ‘Madre mía lo que ha hecho’, pero luego me paro, reflexiono y llego a la conclusión que esa acción era el pan de cada día del fútbol sala de antes. Hace años jugábamos al fútbol sala para ganar mostrándole a la gente un deporte atractivo.

Afegeix el teu comentari