Registrat al Diari de Badalona

Facebook agita el debate ciudadano a través de los grupos locales y el ‘Sr. Topo’

Redacció - 11/10/2016

Un estudio del Reuters Institute for the Study of Journalism afirma que las redes sociales han superado a los medios tradicionales como fuente de noticias para los jóvenes de entre 18 y 24 años. Las redes sociales han cambiado los hábitos de consumo de información. También en Santa Coloma de Gramenet, donde “Facebook es sin duda la red social que mayor implantación tiene”, como reconoce Carlos Rodríguez, Coordinador de Web y Redes del Ayuntamiento. Si bien la Oficina de Información y Atención a la Ciudadanía (OIAC) sigue siendo el principal mecanismo participativo de los colomenses con una media de 20 quejas semanales sobre incidencias en vía pública, Facebook le va a la zaga: aunque no hay manera de contabilizar las quejas sistemáticamente, sólo en el Grupo de la ciudad con más seguidores, en 2016 van unas 60 quejas que pidan explícitamente la actuación del consistorio.

“Id con cuidado, hay un topo”

El primer canal de información que tuvo a su alcance en Facebook el ciudadano fue la página oficial del Ayuntamiento “Pasión por Santako”, que actualmente cuenta con 6.300 ‘likes’ y fue creada en 2010 con ese nombre para darle un talante cercano e informal. “Después creamos páginas como “Santa Coloma al cor” u otras dedicadas a servicios municipales (Ecometropoli, Can Sisteré o Policía Local, entre otras), afirma Rodríguez. Más tarde, a partir del año 2013, le llegó el turno a los “Grupos” de Facebook, que no tienen carácter oficial –como sí lo tienen las páginas del Ayuntamiento- y son de naturaleza privada: un ciudadano crea el grupo y desde ese momento lo administra mientras otros se adhieren a él según sus gustos. En Santa Coloma, los 3 Grupos con mayor auge son: “Santa Coloma de Gramenet” (29.400 miembros); “Santako al desnudo” (11.000 miembros); y “Las Noticias de Santa Coloma” (8.700 miembros). De los tres, el más relevante es el primero por ser el que más gente acoge y el que mayor cuota de debate en red ostenta.

Carlos Rodríguez explica a este periódico que “El Ayuntamiento de Santa Coloma empezó a detectar que la ciudadanía se organizaba en Grupos y, a pesar de que nosotros no tenemos nada que ver [El Ayuntamiento no gestiona ninguno de los grupos], decidimos estar donde estuviera la gente. Se nos ha criticado, pero si los Grupos tuvieran un ánimo de lucro evidentemente no estaríamos”.

El funcionamiento de Facebook impide que el Ayuntamiento interactúe en esos Grupos (respondiendo a quejas o compartiendo publicaciones, por ejemplo) a través de sus páginas oficiales, así que fueron los propios trabajadores del Departamento de Web y Redes del consistorio quienes, con sus dado, nos están vigilando: aquí hay un topo’. A mí me pareció una cosa graciosa y empecé a hablar del topo con normalidad. Luego noté que la broma me servía para seguir las conversaciones: cuando buscaba la palabra “Topo”, me salían todas las quejas que la contenían. Ahora, cuando la gente quiere comunicarse con el Ayuntamiento, escribe en su publicación la expresión “Sr. Topo” y así yo la puedo ver. Ha sido algo espontáneo: nosotros no hemos hecho ningún tipo de anuncio”, explica Rodríguez. A ojos del consultor especializado en comunicación de crisis Joan Francesc Cánovas, figuras como el “Sr. Topo” tienen sentido porque “Las redes sociales son más un espacio Ayuntamiento busca la mención, envía el link de la publicación a la Direcció de Serveis Territorials y ésta le da una respuesta, “que si encontramos la publicación se la damos al ciudadano”, dice Rodríguez.

Grupos privados

Carlos Rodríguez considera que “Si no estás donde está la audiencia [en este caso, los Grupos de Facebook de Santa Coloma] la gente no se entera”. Los Grupos de Facebook, por tanto, tienen un poder comunicativo importante: tanto el Ayuntamiento como la oposición, así como incluso los medios de comunicación de la ciudad los utilizan para transmitir al ciudadano su mensaje. Los Grupos son privados -a pesar de que el más importante se llame “Santa Coloma de Gramenet”, nombre que evoca a oficialidad-, cosa que en determinados casos ha provocado alguna que otra confrontación. Algunos usuarios denuncian que los criterios de expulsión no están claros y atienden a intereses arbitrarios. Fran López, por ejemplo, el administrador de otro de los Grupos de la ciudad llamado “Santa Coloma de Gramenet (Un-censured vesion)”, de 5.700 miembros, explica que creó el Grupo porque leyó multitud de quejas de gente expulsada del Grupo “Santa Coloma de Gramenet”.

Carlos Rodríguez opina al respecto que “No sé si alguien puede ejercer acciones legales o en Facebook se puede hacer que cambien el nombre, pero de momento no nos lo hemos planteado: cada uno es libre de crear los Grupos que quiera”. Aun así, el equipo de Redes del Ayuntamiento ha querido hacer reuniones con los administradores de los Grupos: “Quería explicarles lo que estamos haciendo sin ninguna pretensión de influir. Mientras ellos quieran, el Ayuntamiento les ayudará”, concluye Rodríguez. “Estas reuniones -dice Juanjo Reina, administrador del Grupo “Santako al desnudo”-, demuestran el interés y la predisposición de Car-los Rodríguez por ayudar a los ciudadanos”; opinión compartida por el administrador del Grupo “Santa Coloma de Gramenet”, Tedi Roca .

Afegeix el teu comentari