Registrat al Diari de Badalona

El proyecto ICI revoluciona la Serra d’en Mena

Jordi Corachán - 31/03/2016
Celebración de la primera Diada de la Primavera, el pasado año.

Lara Delgado, Cristina Martín y Laia Tordera son la punta de lanza del Projecte d’Intervenció Comunitaria Intercultural (ICI) que acaba de ponerse en marcha en la Serra d’en Mena. Son tres técnicos que encabezan un ejército de más de 250 personas, que se han aliado para tratar de transformar los barrios del Fondo, Santa Rosa, El Raval y Safaretgos. Son expertos de entidades arraigadas en el territorio (Intergramenet, Casal dels Infants, Tanit y otras), de instituciones públicas y privadas (Ayuntamiento o La Caixa) y de residentes (asociaciones vecinales o colles castelleres como los Laietans). Son los protagonistas de un plan que se lleva a cabo en los barrios del sur de Santa Coloma y, al mismo tiempo, en otras 38 zonas desfavorecidas de España.

¿Objetivos prioritarios? Primero: mejorar la salud comunitaria, y por eso se han implicado en el proyecto los sanitarios del ambulatorio del Fondo, con su directora a la cabeza, la doctora Celia Tajada. Segundo:
Fortalecer la vida comunitaria de sus 41.032 habitantes. Lo explicó con claridad, Txell Teixidó, responsable del Casal dels Infants, en una reunión con otros 50 técnicos del proyecto: “Se trata de vertebrar el barrio para después transformarlo. Tenemos que conocer a todas las personas que trabajan aquí para coordinarlas y trabajar conjuntamente para coliderar el plan”.

Aprovechar lo existente
Lara Delgado, una de las tres técnicas del ICI, la principal virtud del proyecto es la capacidad de sumar de esfuerzos para multiplicar los resultados a la hora de mejorar la calidad de vida, la convivencia y la cohesión social”. No se trata de inventar nada, sino de aprovechar lo que existe en los barrios, agrega Martín Miralles, técnico municipal que destina un 1/3 de su jornada a coordinar el plan.

El método de trabajo es el mismo en las 39 localidades dónde se lleva a cabo el ICI. Ahora, la cincuentena de técnicos han sacado su lupa para recoger las necesidades en los ámbitos de la sanidad, la educación, la vivienda y las relaciones sociales para confeccionar una monografía comunitaria para poner hacer un diagnóstico y, después, elaborar una programación.

De momento han logrado coordinar los esfuerzos de más de 250 personas de 36 entidades de las cuatro barriadas. Las relaciones entre ellos se reforzaron el pasado año, con la Diada de la Primavera, que repetirán en abril por segunda vez. “Eso lo cambió todo. Nos dijimos a nosotros mismo que la podíamos liar bien gorda y vaya si lo hicimos”, afirma Cristina Martín, quien recalca el aumento de la autoestima y el empoderamiento del conjunto de la comunidad.

Los vecinos reaccionan
Laia Tordera insiste en el efecto acelerador de la Diada. “Ha sido un salto cualitativo y cuantitativo. Mucha gente ha roto con los prejuicios y estigmas y se ha sumado a esta dinámica positiva. Se han ofrecido cosas a los barrios y los vecinos han reaccionado bien. Estamos en el buen camino, ya que hemos logrado conectar a personas y entidades que parecían incompatibles entre sí”. Las técnicos subrayan que el Proyecto ICI se sustenta en la Diada y en la Escola Oberta d’Estiu, que el pasado año se celebró por primera vez en el Parc Fluvial con una gran participación de niños y entidades. Pero aún queda mucho trabajo para equiparar las condiciones de vida de la zona con la media de la ciudad. “Hay que hacer actuaciones para mitigar la movilidad de la población, de origen extranjero en un alto porcentaje, así como la alfabetización de adultos y las matriculaciones escolares”, señalan las técnicos del plan.

Entre tanto, siguen con su investigación participativa. Ya se han efectuado entrevistas o coloquios con 150 “referentes del territorio”, cuyas opiniones se integrarán en la Monografia. Los resultados se publicarán en abril y servirán a los profesionales para tomar decisiones desde los centros de salud, las escuelas, las entidades y los equipamientos municipales. El cambio ha comenzado.

Afegeix el teu comentari