Registrat al Diari de Badalona

El Barça suda sangre para ganarle la Copa Cataluña a Catgas (1-3)

Ari completó un recital de derroche físico / Catgas.
La expulsión de Juan Carlos en la primera mitad marcó un partido que siempre estuvo igualado.

08/09/2017 – La expulsión de Juan Carlos en la primera mitad marcó un partido que siempre estuvo igualado.

La Copa Cataluña 2017 de fútbol sala ya tiene nuevo campeón: el FC Barcelona Lassa. La final más igualada de los últimos años se decantó para los de Andreu Plaza, quiénes tuvieron que sudar sangre para derribar la resistencia de Catgas Energía.

Los colomenses se avanzaron en el marcador y supieron sobreponerse a la expulsión de Juan Carlos y a los problemas de rotación para mantenerse vivos hasta el final del encuentro disputado en el Nou Congost de Manresa.

El primer tiempo se inició con un aviso inicial en forma de balón al palo de Leo Santana cuando no se había alcanzado el primer minuto. Sin embargo Catgas, lejos de dejarse intimidar, consiguió en su primera llegada a portería contraria inaugurar el marcador. Ximbinha aprovechó un servicio de banda para hacer el 1-0.

A raíz de ese primer gol el Barça se descentró y el bloque de Óscar Redondo pudo aprovecharlo. Juan Carlos en varias ocasiones tuvo en sus botas el segundo de su equipo pero su expulsión por doble amonestación fue un punto de inflexión en el encuentro.

El FC Barcelona aprovechó la superioridad numérica para empatar mediante Rivillos (1-1). Dyego en una jugada personal remontó (1-2) y con los dos equipos cargados con cinco faltas, Ximbinha mandó un 10 metros al poste mientras que Dyego no supo aprovechar un libre directo para abrir brecha en el marcador.

En la segunda parte con las piezas justas y a pesar del mayor fondo de armario de los barcelonistas, Catgas no se dejó atropellar. Nuestros jugadores tuvieron incluso opciones para empatar, especialmente Pol Pacheco, y el partido discurrió en el alambre.

Los porteros consiguieron que el marcador no se moviera casi hasta el final. Paco Sedano fue protagonista de la jugada polémica del partido por un derribo sobre Ari que los colegiados no consideraron como penalti a pesar de sus protestas.

El brasileño actuó de portero en la recta final para intentar con el ataque de cinco el empate pero fue Adolfo a portería vacía a falta de 3 segundos quien estableció el definitivo 1 a 3. Una pena, dada la gran imagen mostrada por la plantilla colomense.

Afegeix el teu comentari